La importancia de una buena alimentación

Existen muchos aspectos que, sin lugar a duda, nos preocupan, y la salud es uno de ellos, pues está asociada a una esperanza de vida, así como a mejor calidad durante nuestra cotidianidad. Existen muchos factores que pueden llevarnos a una buena salud, como hacer ejercicio regularmente y mantener un estado de ánimo óptimo que permita evitar trastornos mentales como la depresión.

Sin embargo, un factor determinante a la hora de tener una buena salud, y que no siempre se tiene en cuenta, es tener una alimentación balanceada y sana. Hoy te vamos a mostrar dos ventajas que demuestran la gran importancia que tiene alimentarse bien.

Prevención de trastornos y enfermedades

Existe una gran cantidad de trastornos y enfermedades que, en potencia, pueden surgir a raíz de tener una mala alimentación, las principales son la diabetes, que es el exceso de glucosa y otros azúcares en la sangre, la hipertensión arterial, que es el incremento en la presión con la que la sangre fluye, así como diversas enfermedades cardiovasculares y del sistema digestivo.

Una buena alimentación se basa en una gran cantidad de agua, cereales, frutas y verduras, un consumo variado de proteínas animales y vegetales, de esta manera como una cantidad reducida de dulces y comida chatarra. Del mismo modo, se recomienda abstenerse de consumir alcohol o fumar cigarrillos, ya que estos causan patologías hepáticas y respiratorias respectivamente. Si eres vegetariano o vegano, es preciso que reemplaces las carnes por fuentes vegetales de proteína como la soya y las legumbres.

Múltiples consultorios médicos tienen opciones de nutricionistas a distancia que se pueden contactar de manera sencilla, generalmente, a través de administradores de relaciones con los clientes como Dynamics 365 for Sales, de este modo, tu mismo podrás determinar cuál es la dieta que más te conviene para mantener tu buena salud

Mantención del peso ideal

Una alimentación desbalanceada también causa problemas de peso, principalmente obesidad y desnutrición, la primera consecuencia del consumo excesivo de carbohidratos y alimentos altos en calorías, y la segunda, por la falta de alimentos que tengan un aporte significativo de nutrientes.

La mejor manera de mantener el peso ideal de la persona es por medio de la dieta adecuada o la buena alimentación, pues así se pueden prevenir este tipo de trastornos, así como las enfermedades que pueden derivar de ellos.

Por ejemplo, es sabido que un consumo demasiado elevado de carnes rojas causa problemas digestivos, esto debido a que este tipo de alimentos tardan mucho más tiempo en digerirse, principalmente, cuando están en el tracto intestinal, lo cual genera estancamientos en estas partes del cuerpo y, en últimas, todo tipo de problemas de salud.

La consciencia colectiva de buscar alimentación saludable ha llegado a tal grado, que muchos negocios de persianas en Los Mochis que tienen la opción de comedor colectivo al interior de las empresas, menús con la menor cantidad posible de estos alimentos y, en su reemplazo, huevos y carnes blancas, como el pollo y el pescado, de este modo, se garantiza la preservación de la salud de los empleados.